miércoles, 23 de septiembre de 2015

~ Nerium~

El otro día presente a Oleander, hoy le toca el turno a su némesis, Nerium. Ella fue mi primera BJD y el primer personaje que cree expresamente para una muñeca. El origen de su nombre y por qué decidí llamarla así tiene su explicación. Pero prefiero explicarlo otro día, haciendo una entrada para "curiosidades" y hablar de los nombres de todos mis resinosos.

He añadido la parte correspondiente a Nerium tanto en "customs" como en "perfiles". Por si alguien siente interés y le apetece cotillear.




Nerium nació de una flor de adelfa en un humilde bosque del mundo de Breena. Un acontecimiento muy importante porque hacía muchísimo tiempo que no nacía ningún hada, aunque resultó tener ciertas discapacidades. Sus tres madrinas, que eran los únicos habitantes que quedaban en el bosque, la criaron y la protegieron de los conflictos del exterior. Debido a su aspecto frágil y a sus discapacidades, siempre la trataron como si fuera un ser extremadamente delicado. 

Nerium creció y vivió toda su vida en aquél bosque, sin salir nunca al exterior. Tampoco veía la necesidad. Vivía feliz cuidando de los árboles, plantas y flores; ayudándolos a crecer con sus dones de hada. Un día  aparecieron un par de extraños en el bosque. Eran dos humanos que venían de otro mundo. Tras su llegada, sus madrinas la convencieron para que se marchara a viajar con ellos y vivir muchas experiencias distintas. Pero en realidad querían protegerla del destino que le esperaba si se quedaba en aquél mundo. De éste modo, Nerium viajó durante un tiempo con sus nuevos amigos,  Ikky y Kiliara. 

En uno de sus viajes, encontró a una pequeña niña-gato con problemas de memoria. Decidió acogerla y cuidarla, era incapaz de dejarla sola a su suerte. Desde entonces, la pequeña Kit y ella se han hecho inseparables y no pueden vivir la una sin la otra.


viernes, 18 de septiembre de 2015

~ Oleander ~

Hoy quiero presentar a Oleander. La verdad es que este personaje surgió un poco de revote, pero se ha acabado convirtiendo en uno a los que les tengo más cariño. Quería hablar un poco de cómo surgió la idea de su creación y de la historia que hay detrás del personaje. Pero se me hacía una entrada demasiado larga, así que las curiosidades de la creación del personaje la dejaré para otro día. Hoy hablaré solo de su historia. Aunque primero de todo, aclarar que su nombre, Oleander, ha de pronunciarse como "Olianda".  



Antes de empezar con todo el rollo, decir que he actualizado la parte de Customs y Perfiles de mis BJD (las encontrareis en las pestañas de arriba). De momento solo está la información de Oleander, pero a medida que vaya presentando al resto iré actualizando las secciones.
Estoy trabajando en ello m(_·_)m


Oleander es una muñeca creada como la viva imagen de Nerium. Su “padre” era un maestro juguetero,  muy conservador, que un buen día vio a Nerium a través del escaparate de su tienda y empezó a enamorarse y obsesionarse con ella. La observaba siempre desde la distancia estudiando sus costumbres, hábitos, carácter e incluso cada milímetro de su bello rostro. Hasta que creyó saberlo todo de ella. Su obsesión llegaba a tal punto que creó una copia exacta de ella. Una preciosa muñeca, a tamaño real, con los mejores y más modernos materiales que pudo encontrar e incluso crear. A ojos de cualquiera aquella obra de arte le habría parecido perfecta, incluso el tacto de la piel parecía real. Pero no era así para el juguetero, pues a su marioneta le faltaba algo para ser perfecta, que estuviera viva. Frustrado, creyendo que había fracasado, la apartó y la dejó abandonada en el almacén de juguetes. Allí se quedó, olvidada, hasta que el juguetero se dio cuenta de que su amada había desaparecido, un buen día, de la noche a la mañana. Obsesionado como estaba por poseerla, recorrió el mundo para averiguar la forma de hacer que su marioneta cobrara vida, y lo consiguió. El resultado no fue como él esperaba. Aquella preciosa muñeca que había creado y dotado de vida, aunque tuviera el mismo aspecto que Nerium, no era ella. Había “nacido” con una personalidad propia, opuesta a la original. 

La muñeca se vio obligada por su padre a actuar siempre como su querida Nerium, y cada vez que hacia algo más propio de ella misma éste montaba en cólera y la castigaba severamente. Pero ella, a escondidas, seguía investigando su propio ser. Se probaba distintas pelucas, maquillajes, vestidos y cualquier cosa que pudiera hacerla sentir única, hacerla sentir como ella se veía en realidad. Así era su vida, una tortura emocional, sometida por su propio padre. En su mente culpaba a Nerium de todo aquello. Pues, al igual que su padre, también se había obsesionado con ella, aunque de una manera distinta. La odiaba. Tanto odio y rencor albergaba en su interior por ambos que una noche se presentó ante su padre con el aspecto que ella misma había elegido con tanto esmero. Haciéndole saber que ella jamás había sido Nerium, que siempre fue y siempre sería Oleander. Tras lo cual le rebanó el cuello, dejándolo sin vida e incendiando el cadáver junto a la juguetería. Desde entonces su propósito es encontrar a Nerium y hacerle pagar por todo el sufrimiento que ha tenido que pasar por su culpa. Llevándola al mismo final que su padre.





jueves, 10 de septiembre de 2015

Resurrección


Pasas por una época difícil. Te dices una y otra vez que estás bien, que no te ha afectado tanto, que puedes superarlo. Muestras buena cara y actitud positiva a los que están a tu alrededor. No quieres preocuparles, no quieres que te agobien, no quieres que se den cuenta. Pero en tu interior, lo sientes. Sientes que las cosas dejan de importarte. Dejas pasar los días, uno tras otro, encerrándote en ti mismo. Resguardándote en aquél lugar seguro, sin dejar que nada te afecte. Te distraes con aquellas cosas que te gustan, que son inofensivas, que evitan pararte a pensar en lo verdaderamente importante. Así pasa el tiempo, dejas pasar la vida sin vivir. Hasta que un día ,algo en tu interior, cambia. No sabes muy bien cómo, ni porqué. Es como si con un solo "click" se hubiera encendido el interruptor que permanecía apagado. Entonces, poco a poco, vuelves a ser uno mismo. De nuevo empiezas a mostrar interés por aquello que habías dejado de lado. Una nueva fuerza te impulsa a seguir adelante. Sabes que aún no estás bien, pero vuelves a tener fe, esperanza en ti mismo. Queda un largo camino, es cierto, pero al fin has conseguido ponerte en pie, ahora solo tienes que avanzar. 


No hace falta decir mucho más. Este pequeño escrito expone los motivos por los que he estado desaparecida del blog durante un año. Después de tanto tiempo he sentido ganas de volver. Pero en el transcurso de este año han pasado muchas cosas (resinilmente hablando) que simplemente no podía resumir en una sola entrada. También sentía que el propio blog estaba desactualizado en muchos de los perfiles e historias, pues con el tiempo también habían ido evolucionando. Así que al final decidí que era mejor hacer "borrón y cuenta nueva". Eliminando todos las entradas anteriores y dando una imagen al blog. Creo que es un cambio positivo que refleja un poco como me siento en estos momentos. Después de una mala época, resurjo cual ave fénix, con nuevos objetivos y proyectos.

Tengo nuevos planes para el blog. El primero ha sido el cambio de look. Quería darle un aspecto más colorido. Alejarme un poco del negro, que aunque me parece un color elegante, necesito darle color a mi mundo. Así que me he decantado por este tono morado, que aunque no es la alegría de la huerta, me gusta. Quiero volver a presentar a mis resinosos, mostrando algo más de su carácter y, sobretodo, de sus historias. Pero para no saturar (sobretodo a mi misma) lo haré de uno en uno, con calma. Empezaré por la que sin proponérselo se ha convertido en mi ojito derecho: Oleander. Así que en los próximos días empezaréis a conocer más sobre ella.